La agenda

Abrir una gaveta, encontrar esa agenda que utilizaste hace varios años. Hojear sus páginas, mirando aquellas fechas que en su momento parecían importantes; pero que ahora no son nada más que bosquejos en una grilla catalogada día por día. Signos de exclamación, bocetos, dibujos y oraciones que significaban algo en ese entonces; un estado de ánimo, una pasión, un cariño de alguien cercano. Hoy los miro y todo me parece tan lejano, ya casi en el olvido. Sigo hojeando hasta que encuentro una lista de deudas, en su momento fueron muy grandes y significaban una gran responsabilidad conservarlas. Ahora son nimiedades, que causan risa: “tres hojas y un lápiz a Fernando Aguirre, el 3 de agosto de 2001”.

No sé si seré yo pero la verdad es que lo que más me conmovió fue ver una frase que escribió una compañera de toda la vida: “La moralidad es la consecuencia de toda nuestra estructura” Ya se, pensarán que eso lo habrá escrito una intelectual reprimida, conservadora, y austera. Pero la verdad es que ella no eligió el camino correcto, entre las tabernas y los hoteles encontró su perdición. La última vez que la ví estaba en un cajón de roble rodeada de candelabros, flores y gente llorando. Es muy bizarro ver como la niñez que todos tuvimos, tan casta y nívea, se va transformando o en este caso degenerando. Me sorprenden las vueltas que da la vida y que uno, día a día, aprenda a superarlas o muchas veces ignorarlas, guardándolas en una gaveta.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s