Sensación de inseguridad

No me gusta hablar de cosas personales, pero al parecer todo es una sensación.
Me asaltaron a mano armada en un colectivo la semana pasada. Una patota de drogadictos se juntan en la esquina y traen chicas menores de edad para abusar de ellas. Usurparon a 3 cuadras un departamento. Los vecinos de enfrente son tienen 2 BMW X5, y a la noche, cuando creen que nadie los ve, bajan paquetes envueltos en film. En el campo al lado del de nuestra familia hay un matrimonio de españoles que los metieron presos el año pasado por narcotráfico, volvieron hace 3 meses y siguen ahuecando troncos. Y rellenandolos con cocaína para exportar luego a España como si nada. Le pegaron un tiro a una conocida cuando salía a de su casa hacia el trabajo. Mi padre no se puede operar de la cadera porque la prótesis viene de Italia y la importación está frenada. Tampoco podemos encontrar su medicación para la hipertensión en ninguna farmacia. Los libros que la facultad me pide cuestan como mínimo 290 pesos, mientras que en España, los mismos, están a 50 pesos. Mi laburo está completamente frenado porque los turistas no pueden venir, ya que no le permiten cambiar su moneda. El último grupo que atendí, los asaltaron en medio de la calle Florida…
No quiero hablar más. Todo, según me dicen, es una sensación.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s