La musa no está

Que más da. Ya se ha ido, hace mas de un año. Tal vez a socorrer a algún escritor en crisis, un político emergente en su discurso cautivador o incluso a una chiruza que baila en el poste de un cabarulo de mala muerte en Liniers. Pero la verdad es que ya no está conmigo. Se ha ido, sin intenciones de volver en algún momento. Algunos dice que vuelve, pero yo estoy seguro que no.
Hace unos días pensé que había tocado a mi puerta, pero lamentablemente no fue más que una carta de despedida, una última caricia, la que tal vez motive a escribir estos párrafos.
Creo que la ofendí, también puede ser una cuestión de karma, también pueden ambas. La verdad es que la extraño, muchísimo. Pero no puedo comunicarme con ella, la he llamado y no me contesta, me ignora, como si esta vez yo fuese el invisible.
Por favor vuelve, necesito que me cantes esas melodías tan dulces que solías recitarme a capella mientras las ideas simplemente salían de mi cabeza gracias a tí. Pero ya no, ahora estan estancadas en lo profundo del subconsciente, pidiendo socorro antes de ser aniquiladas por el deber diario. Por favor escuchá sus alaridos, sus llantos, te piden ayuda a vos, te ruego que las escuches.
Pero no volverás.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s